Mi lista de blogs

sábado, 30 de junio de 2012

EL FINAL DE LA ESCALERA


Cuando se está al final de la escalera, y ves con tristeza cómo se han ido quedando en el camino familiares  y amigos. Compruebas cómo los últimos tramos se hacen cada vez más estrechos e inestables. Sientes el vértigo de los años, e intentas mantener el equilibrio mientras te zarandean las crisis, las penas y las ausencias sin esperanzas de retorno. Ahí están al acecho inmisericorde tus arterias constreñidas o tus terminaciones neuronales que en tono amenazante te advierten de deshaucio de la vida. Ya no existe el futuro en el que siempre creímos y nunca existió. Solo el débil presente, tan frágil, te grita que pasaron los tiempos de  proyectos, batallas  y conquistas materiales, y que solo serás feliz si alimentas el espíritu, mientras compruebas cómo tu reloj biológico convierte los años en meses y los meses en horas y éstas en segundos. Vuela el tiempo que se escapa de tus manos como el agua cristalina que no puedes retener. Es  entonces cuando cada granito de arena de ese reloj en su último volteo, se convierte si quieres en pepitas de oro. Hoy una de ellas la dedico a la memoria de mi hermano Carlos que se fue cuando aún estaba a mitad de la escalera. Mientras yo, seguiré renovando mi presente cada día sin pensar en el incierto futuro. Alberto Boutellier

4 comentarios:

  1. Pues vivamos el presente con intensidad, deseando que este se prolongue durante el tiempo que nos mantengamos lúcidos y dignos, sin llegar a ser una carga para nadie. También yo recuerdo con cariño a mi único hermano cuyo peldaño se quebró el pasado año de manera inesperada. Un fuerte abrazo desde mi mejana

    ResponderEliminar
  2. Como dice Felipe, vivamos el presente y no miremos atrás ni para tomar impulso.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Tranquilo Alberto
    Ya nos lo avisan
    Mientras vemos el sol, y la lluvia, y el mar, y las gentes a las que amamos.
    Muy bonita tu reflexión
    Estamos en manos de alguien que sabe lo que hace
    Lo que él determine es lo que vale
    Mientras ¡a vivir que son tres días!...... y dos son de mili.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Gracias amigos por vuestros comentarios. Un fraternal abrazo

    ResponderEliminar